Estamos en plena década del 2020 y tus empleados no saben redactar un documento de texto en un ordenador o no saben utilizar las hojas de cálculo.

Hace poco tuvísteis un problema con un ordenador y hubo que esperar a que llegase un informático para arreglarlo, afectando a todo el trabajo.

De hecho, te has dado cuenta de que hay algún empleado que apaga los ordenadores de un botonazo o desenchufándolos de la corriente porque no tiene ni idea de cómo se hace correctamente.

Quizás sea hora de poner al día a los empleados y darles la capacidad necesaria para ser autónomos y enfrentarse a problemas informáticos sin poner en riesgo el normal funcionamiento de tu negocio.

O puede ser que tengas interés en perfeccionar y mejorar el manejo de tu ordenador, tardando menos en hacer lo que pretendes y obteniendo unos resultados profesionales.